Municipales

Dos «viudas negras» sedujeron a un platense por Tinder, lo drogaron y le robaron todo

Lo que comenzó como un ameno encuentro con una desagradable sorpresa para Jorge Delgadillo de 63 años, que al despertar descubrió que lo había desvalijado.

Nada había hecho sospechar a Jorge Delgadillo (63) que la joven de 20 años con la que había mantenido una larga relación a través de Tinder en realidad buscaba engañarlo y por ello no dudó en recibirlas cuando llegaron en problemas. La velada transcurrió sin inconvenientes hasta que, de un momento a otro, perdió el conocimiento y amaneció al día siguiente solo para descubrir que las mujeres se había llevado todo lo que encontraron a su paso.

La propia víctima reveló que todo comenzó en la noche del último jueves, alrededor de las 21.30, cuando la chica con la que se escribía desde hacía 3 meses y una amiga tocaron el timbre de su hogar ubicado en 65 entre 3 y 4. La chica le explicó que había discutido con su novio, a quien acusó de violento; y que tenía frío pero no quería volver a su hogar en un remís. Así fue que Jorge les abrió la puerta y decidió invitarlas a cenar.

«Estábamos pasando un momento muy lindo, comiendo, tomando vino y escuchando música», contó Delgadillo en diálogo con medio local y agregó que, sin embargo, de pronto comenzó a sentirse mareado. El hombre cayó en un profundo sueño y se despertó horas después, gracias a la insistencia de un amigo que se preocupó por él: «Me desperté a las 11 de la mañana y, gracias a que un amigo que vino a visitarme. Al no responderle al timbre insistió hasta que al fin me desperté y le abrí la puerta», sostuvo la víctima y reveló sentirse «muy aturdido y dolorido», con pocas fuerzas para levantarse del piso en el que lo habían dejado atado con cintas de plástico, previendo tal vez que pudiera despertar en pleno robo.

La víctima, Jorge Delgadillo de 63 años - Foto: El DíaLa víctima, Jorge Delgadillo de 63 años –

Aunque no está del todo claro, Delgadillo sostuvo que cree que fue dormido con un potente somnífero colocado en su comida o en el vino que había estado tomando.

En cualquier caso, la escena que descubrió al despertar lo tomó por sorpresa: en medio de un gran desorden, descubrió junto a su amigo que le habían robado unos 6.000 pesos en efectivo, documentos, una Play Station 4, su celular y hasta su Volkswagen Gol Tren de color gris, que por estas horas es intensamente buscado por la Policía.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *