Rosario sangrienta: tres asesinatos en una noche

Los tres ataques ocurrieron en la víspera del feriado y dejaron otros tres heridos. Hubo más de 50 crímenes en lo que va del año

Vainas servidas y evidencia en una de las escenas.Vainas servidas y evidencia en una de las escenas.

La noche del miércoles, previa al feriado de hoy, estuvo marcada por la violencia y los ataques sicarios una vez más en la ciudad de Rosario: una mujer de 46 años, una joven de 18 y un hombre de 34 años fueron asesinados, mientras que una mujer de 43 quedó gravemente herida y dos adolescentes de 14 y 12 años resultaron baleados.

El primero de los crímenes, según confirmaron fuentes policiales a Infobae, ocurrió cerca de las 20.30 de ayer en una casa ubicada en la calle Liniers al 300 bis, en la zona noroeste de la ciudad. De acuerdo al relato de testigos, dos hombres llegaron en moto hasta el lugar y, mientras el conductor aguardaba, el acompañante bajó del vehículo, se acercó a la ventana de la puerta principal y disparó varias veces directo al interior.

Luego, escaparon a toda velocidad.

Dentro de la vivienda estaba, ya sin vida, Lidia M., una mujer de 46 años, con cinco impactos de bala en todo el cuerpo que resultaron letales. Durante la madrugada, efectivos de la División Homicidios y la Agencia de Investigación Criminal (AIC) llevaron a cabo un relevamiento del lugar en busca de cámaras de seguridad y testigos. En la escena incautaron además cinco vainas servidas calibre 9 milímetros.

En el primer crimen, dos hombres en moto frenaron frente a una casa, dispararon y mataron a una mujerEn el primer crimen, dos hombres en moto frenaron frente a una casa, dispararon y mataron a una mujer

Dos horas después del primer crimen, cerca de las 22.30, Elizabeth A., una joven de 18 años fue acribillada a balazos en el cruce de la calle Ayolas y la colectora de la avenida Circunvalación, a apenas cuatro cuadras de su casa. De acuerdo a las primeras informaciones sobre el hecho, se trató de una mecánica similar: al menos dos hombres en un auto pasaron frente a ella y, por motivos que aún se desconocen, dispararon y huyeron.

La joven murió algunos minutos después en el Hospital Roque Sáenz Peña. En ese mismo ataque también fueron alcanzados por los disparos una mujer de 43 años, que estaba con la víctima y fue trasladada de urgencia al mismo centro de salud, donde continúa internada en estado crítico, y un nene de 12, que recibió disparos en sus dos piernas y continúa en observación, aunque ya fuera de peligro.

Minutos después, a las 23:15, Ezequiel M., de 34 años, ingresó herido al Hospital Alberdi, al cual fue trasladado en moto por dos desconocidos que lo dejaron y se retiraron rápidamente sin brindar ninguna información. El hombre, que había sido baleado instantes antes en un ataque ocurrido en la calle Valle Hermoso al 1400, finalmente murió por la gravedad de las heridas.

Aproximadamente a la misma hora también ingresó en el Policlínico San Martín un adolescente de 14 años herido de un disparo en un testículo en un hecho del que no trascendieron detalles, y luego fue derivado al HECA.

Una joven de 18 años y un hombre de 34 también fueron asesinados en dos ataques sicariosUna joven de 18 años y un hombre de 34 también fueron asesinados en dos ataques sicarios

La investigación de los tres hechos está ahora en manos del fiscal de Homicidios Dolosos en turno Gastón Ávila y la Brigada de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Todos los crímenes ocurrieron en un contexto de rebrote de la violencia narco en Rosario que no se detiene.

En la última semana, una casa sobre la calle Chacabuco en el barrio Tablada de la zona sur de la ciudad, sospechada de ser un kiosco de droga, fue atacada con más de 30 disparos de arma de fuego por sicarios que circulaban en un Honda Civic blanco sin patente que fue perseguido por Gendarmería, pero que luego perdido de vista en Gutiérrez y Acceso Sur de la ciudad.

En el lugar, personal de Gendarmería secuestró 32 vainas servidas y entrevistó a la dueña de casa, Carina Verónica A., de 50 años. Se presume que se trató de un ataque con ametralladora. El dato curioso es que ese mismo domicilio había sido escenario de más de 10 balaceras desde 2019 e incluso su propietaria había sido herida en uno de los ataques.

Con estos tres crímenes la cifra de asesinatos asciende a 58 en lo que va del año el área del departamento Rosario, que atraviesa un alza en los índices delictivos desde mediados de 2020. Según los datos del Observatorio de Seguridad Pública de Santa Fe, en enero hubo 26 asesinatos, en febrero 22 y en marzo 10. En paralelo, desde la unidad de Balaceras del Ministerio Público de la Acusación (MPA) se trabaja sobre un promedio de cinco balaceras diarias en la ciudad, de acuerdo a la acumulación de denuncias en Fiscalía.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *