Universidad

La UNLP firmó un convenio para aumentar la capacidad productiva del banco de alimentos

El objetivo es aprovechar el potencial productivo de la flamante Planta de Alimentos Deshidratados de la Universidad.

La UNLP firmó un convenio marco con la Red Argentina de Bancos de Alimentos (REDBdA), que abre las puertas a futuros acuerdos de cooperación estratégica que permitan articular la labor que lleva adelante la asociación civil y la capacidad productiva de la Planta de Alimentos Deshidratados de la casa de altos estudios.

Del encuentro participó el presidente de la Universidad, Fernando Tauber, y el titular de la Red, Santiago Ramos. En el acto que se realizó en Rectorado también estuvieron presentes el vicepresidente del Área Académica de la UNLP, Martín López Armengol, y el director Ejecutivo de la entidad, Fernando Mendoza.

En concreto, la reunión sirvió de puntapié inicial para comenzar a delinear una agenda común que involucre a ambos organismos en iniciativas concretas, especialmente orientadas a colaborar en la lucha contra el hambre en la región.

En ese marco, las partes coincidieron plenamente en definir mecanismos de articulación que permitan aprovechar el potencial productivo de la flamante Planta de Alimentos Deshidratados de la UNLP. Además, de la vasta experiencia de la REDBdA en la recuperación de alimentos y materias primas aptas para el consumo humano antes de que sean desechadas.

“Nuestra Universidad ha logrado incorporar la producción a su núcleo formativo. A partir de esta cooperación con la Red podemos vincular sus plantas de recupero de alimentos que perdieron su valor comercial, con nuestra Planta de Deshidratados. Y destacó que será posible aprovechar esa materia prima, como verduras, hortalizas, y legumbres, extender su vida útil y, en definitiva, darles un valor social”, manifestó el titular de la UNLP.

Por su parte, Ramos explicó que “Nuestra Red está integrada por 25 Bancos de Alimentos en Argentina, que contribuyen a reducir el hambre, la malnutrición y el desperdicio de comida en el país, rescatando aquello que es apto para el consumo humano antes de que sea desechado. Luego se almacena, se clasifica y se distribuye entre entidades de ayuda comunitaria. Una alianza con la Planta de Deshidratados de la UNLP  puede resultar fundamental para resolver uno de los principales problemas que tenemos que afrontar, que es la corta vida útil de los productos de la agricultura”.

Tras la firma del acuerdo en el Rectorado, los protagonistas visitaron las instalaciones de la Planta de Alimentos, ubicada en la Estación Experimental Ing. Agr. Julio Hirschhörn de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales, en la calle 66 y 167. Allí se elaboran raciones de deferentes variedades de guisos de alta calidad nutricional destinados a sectores vulnerables de la región.

Los productos elaborados en la Planta de la UNLP no son comercializables. El objetivo del proyecto es poner la producción a disposición de los estados municipal, provincial y nacional, para cubrir las necesidades de los sectores más vulnerables en el marco de los diferentes programas oficiales de asistencia social.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *